Saltar al contenido

Colores para pintar tu cocina

pinturas
Colores para Cocina
Elegir los colores de pintura puede ser un proceso frustrante y que consume mucho tiempo cuando hay tantos tonos para elegir. La buena noticia es que hay ciertos colores que funcionan mejor en habitaciones específicas.
Cuando se trata de cocinas, el blanco, el gris, el azul, el rojo, el amarillo y el verde realmente brillan. Cada uno de estos tonos puede hacer algo diferente para la habitación, pero todos ayudan a crear un espacio cálido y acogedor.

Se cree que los colores más cálidos como el rojo estimulan el apetito y son una excelente opción para las cocinas. El rojo es increíblemente versátil y hay múltiples tonos que realmente aparecerían en una cocina, ya sea en los gabinetes o en las paredes.

La mayoría de las personas comienzan sus días en sus cocinas, y el blanco realmente puede energizar una habitación. Se siente fresco y limpio, y una cocina completamente blanca realmente lo despertará en el momento en que entre en ella. También puede divertirse más con sus encimeras y placa para salpicaduras en una cocina completamente blanca y elegir colores o diseños más brillantes para esos.

Agregue color a su cocina

Gris

El gris es un neutro que ha estado cobrando protagonismo últimamente en muchos hogares. A menudo se clasifica como demasiado frío, pero con el tono adecuado, puede hacer maravillas en una cocina. Lo mejor de todo es que combina maravillosamente con una amplia gama de otros colores y es la base perfecta para construir en una cocina. También funciona bien como color de encimera o gabinete.

Azul

El azul es otro color que funciona bien en cocinas. Cuando se usan tonos más claros de azul, pueden crear una apariencia nítida y limpia y se recomiendan para paredes, gabinetes o incluso el techo. El azul es un color vigorizante y funciona mejor cuando se usa con moderación; de lo contrario, puede dominar una habitación. Los azules oscuros también funcionan bien en las cocinas, pero es importante acentuar el resto de la habitación con toques de blanco, gris u otros tonos neutros para evitar que se sienta demasiado intenso y oscuro.

Amarillo

Como un rayo de sol, el amarillo puede iluminar instantáneamente una habitación. También se cree que hace que la gente tenga hambre, el amarillo tiene una cualidad relajante y hará que la gente se sienta tranquila y feliz al instante en tu cocina. Una buena opción para espacios pequeños, el amarillo puede hacer que las habitaciones se sientan más grandes y brillantes, y combina bien con acentos blancos y grises.

Verde

El verde también es un tono inteligente para usar en la cocina. Hay muchos tonos diferentes para elegir, incluidos menta y verde manzana, que combinan muy bien con detalles en blanco y madera. Si está dispuesto a ser más aventurero, pruebe el verde esmeralda. Un tono llamativo, puede agregar una sacudida de energía a la cocina cuando se usa para una pared decorativa, gabinetes, una isla o incluso el suelo.